Seguidores

viernes, diciembre 04, 2015

Vigilancia espiritual

Cada uno se proteje como quiere, o como puede...., pero cuando vas paseando por estrechas callejuelas de un pueblo como Garganta la Olla (Cáceres), lleno de viejas casas con inscripciones de hace varios siglos, y al fondo de la calle ves este "escaparate" el dedo se te va automáticamente al "gatillo" y solo piensas en buscar un buen encuadre y disparar.  El que dispara primero siempre tiene más oportunidades.

2 comentarios:

Alejandro Calvo dijo...

Y lo conseguiste, buen disparo Fernando.
Un abrazo

Víctor Hugo dijo...

Tiene su aquél esta fotito.

¡Abrazos y a seguir así!