Seguidores

domingo, mayo 20, 2012

Columna


Porque me gusta mirar, a veces veo, incluso en sitios donde parece que no hay nada.
Esto fue una tienda, no sé de qué, pero cerró hace unos cuantos años. Quiza si vendiesen columnas todavía podrían estar en activo.

7 comentarios:

David dijo...

Un tesoro arquitectóncio

Turno Sa dijo...

Lo que tuvo que soportar ya no está.

Antonio Mérida dijo...

Pocas veces apreciamos lo que habitualmente tenemos delante, si nos fijásemos en ello la vida sería diferente. Buena fotografía y estupenda reflexión. Saludos.

Willy dijo...

Ahí sigue,en pié,resistiendo.
Muy buena.

María Diez dijo...

Tuvo que ser preciosa esa tienda, que pena que nadie haya intentado recuperar ese local.

Anónimo dijo...

ES LA FOTO MAS GUAPA DE LAS QUE VI EN MUCHO TIEMPO FERÍN !!!!! ME ENCANTA COMPAÑERU....... UN ABRAZO DE FERNANDO GEIJO

Anónimo dijo...

Que gracia, parece Grecia.
Ricardo Aviles